martes, 26 de agosto de 2008

Ultimas letras...

Sawadii Khaa

Ultimo correo, ultima misiva desde Tailandia, ultima hoja de muchas paginas de un diario, que a pesar de su irregularidad cibernetica, vacio documental, y ausencia de buen soporte en imagenes, ha viajado en mi mochila.

Poco a poco las sensaciones se ha ido adheriendo a mi piel, iran tomando forma de palabras, de simbolos, de imagenes... todo a su debido tiempo, las cosas cocinadas con carino siempre saben mejor...

El balance del viaje, mas que positivo. Quizas Tailandia me ha sorprendido por su posicion economica y socio cultural frente a otros paises asiaticos (Myanmar, Laos, Camboya...) 0 por su frenetica vida que los aleja en ciertos aspectos de sus ancestrales tradiciones. La religion no es profesada de la misma forma, Su vestimenta es totalmente occidental,sus necesidades, tendencias, aspecto y habitos han variado en las ultimas decadas...

Encontrar un 7 eleven es facil en casi cualquier lugar remoto, ver un monje novicio balanceando la cabeza al ritmo de su Ipod nano nollama la atencion, sin embargo, y por suerte, aun es posible encontrar amplisimas sonrisas gratuitas, gastronomia callejera, mas o menos agradable a nuestro paladar, picante, sencilla o elaborada, colorista y deliciosa ( a veces nauseabunda y con un olor pa echarse a llorar...). Echarse la mochila al hombro para recorrer un trozo de selva, frondosa, con fauna y flora sorprendente, cultivos de arroz... y por supuesto los masajes... creo que no os he hablado de los masajes tailandeses... ohhh que lujo para la mente y el cuerpo... Lo chachi es que alguna cosita aprendi en la isla... No, no hagais cola, todavia no hay nivel.. jiji

En la isla conocimos tatuadores tradicionales de Bambu... Increible la forma en la que viven, el rollo que pillamos con ellos. Por unas noches, unos dias, dejamos de ser Farangs, extranjeros. Comimos con ellos, guisamos con ellos, fumamos con ellos, nos reimos y nos tatuamos... :D Pero lo mejor, fue su filosofia, su sonrisas, sus miradas sinceras...

Bueno, malabar, creo que esta sera mi ultima misiva hasta que me reecuentre con mi ducha, mi cama, mi comida, y toda esa gente a la que echo en falta, a la que valoro cada rato mas a la que necesito mas que ese bano o esa cama de viscolatex...y no sabes cuanto lo necesito...

Un beso sonriente desde Bangkok

Khaon khu Kaa

2 comentarios:

Víctor dijo...

Veo que al final por circunstancias de la vida acabaste en Ko Chang, quien te lo iba a decir eh?? Ya me han contado lo bien que lo pasasteis y el tema de los tattoos jajaja me alegro mucho que hayas disfrutada tanto de Ko Chang, te lo merecías y espero que disfrutes de los días que te quedan por descubrir Bangkok. Estoy seguro que a la vuelta tu opinión de esa ciudad habrá cambiado y pensarás como yo que es una ciudad fascinante.

Ha sido un placer conocerte y compartir parte de nuesto viaje contigo. Que tengas un feliz vuelo de vuelta y ya nos pondremos en contacto para pasarnos las fotos!!

Un besazo!
Víctor

David Puente dijo...

Hola OLi,
Con lo bien que se esta de vacaciones y tu piensas en volver...jolin, yo ni me acuerdo de las mías es como si no las hubiera hecho, ja,ja,ja es broma.
Después de tantos días por esos caminos tendrás ganas de volver y estar con los tuyos...y comer, la comida mediterranea, dormir en un buen colchón etc. etc.
Hasta pronto, besitos...!!!